jueves, 27 de octubre de 2011

Cosiendo botones de terciopelo...

El martes por fin  me trajeron mi "nuevo sofá". No sé cuántos años tendrá, yo calculo que  puede ser de los 60 o 70. Lo llevaron al local de la Asociación para los jóvenes que se reúnen allí todos los viernes, estaba tapado con una sábana. Hace unas semanas  vi que por debajo asomaba un pedazo de terciopelo naranja, así que lo destapé y ¡cuál fue mi grata sorpresa! Enseguida hablé con los chavales y los demás responsables de la asociación, mi intención era hacer un trueque, el que tenía en casa por este, no hubo problema.
Al inspeccionarlo más detenidamente me fijé que le faltaban bastantes botones de   dos de los  seis cojines, eso requeriría comprar otros nuevos y mucha paciencia, así que ahí estoy, cosiendo como una loca porque el viernes tengo una merienda en casa y quiero estrenarlo en condiciones. Os dejo algunas fotos del proceso de restauración y de paso si tenéis ideas de cómo combinar el naranja con el azul celeste de la otra butaca por medio de  cojines, las aceptaré de muy buen grado.

























domingo, 23 de octubre de 2011

Mi butaca de terciopelo azul

Como os prometí, aquí están las fotos de mi nueva butaca azul de terciopelo. Como tantas otras veces, ha sido amor a primera vista, sin duda me estaba esperando. Hacía tiempo que no me pasaba por el rastro de Remar y lo cierto es que  así como la gente pija se pasa horas en El Corte Inglés, yo me puedo pasar horas en el rastro o en cualquier tienda de segunda mano en busca de tesoros. Ayer adquirí también un plato de té japonés en rosa, muy difíciles de encontrar, en otra tiendecita de cosas de segunda mano que hay en la calle mayor. También espero el martes poder  traer  el otro sofá "nuevo"para continuar con la decoración del salón.































viernes, 21 de octubre de 2011

Lula Aldunate ´s World

Sigo liada con la decoración de mi salón, sé que tengo que tener paciencia hasta que encuentre todo lo que necesito, pero lo importante es que ya estoy en ello. Mis hijos se pelean por sentarse en la nueva butaca, de la que pronto pondré fotos, así como del nuevo sofá que he adquirido, también antiguo. En fin, la culpable de que por fin me haya puesto manos a la obra se llama Lula Aldunate, una creadora de experiencias visuales, como ella misma se autodenomina. Nació en Buenos Aires y estudió Márketing y Diseño Gráfico. Aunque es Argentina, ha vivido en Italia y España, pero actualmente reside en Nueva York, desde donde inspira al mundo por medio de sus estilismos fotográficos, diseños de interior y todo tipo de redecoración. Como artista nata, le encantan  todo tipo de mercadillos y hacer  manualidades con los objetos más inesperados. En sus creaciones nunca falta una pieza vintage, algo hecho a mano o ese toque personal que te hará sonreír. Para mi ha sido un descubrimiento y es lo que me ha impulsado a ponerme a trabajar, ¡así que gracias Lula!

También podéis acceder a su página en Facebook. Os dejo algunas fotos, con el permiso de Lula, que espero os inspiren como a mi.






















































jueves, 20 de octubre de 2011

Mi último trabajo fotográfico.

Estoy activa, activa, activa...y con un millón de ideas en la cabeza. Por un lado he decidido remodelar el salón como a mi me gusta, tengo a Alex algo asustado, pero... así que  esta mañana he ido al rastro de Remar y ya veréis lo que he comprado, ya...y por otro lado también me ha dado tiempo de pasarme por casa de mi amiga Cas a hacerle unas fotillos que teníamos pendientes, este es el resultado. No es un tattoo, no, son unas medias preciosas  muy estilo vintage. He hecho una especie de collage para que veáis los distintos resultados. Si os interesa algún tipo de reportaje fotográfico contactad conmigo en el mail que  tenéis a la derecha, os hago un buen precio.















miércoles, 19 de octubre de 2011

Nuevo look fallido



Estos cambios de tiempo un día de estos van a acabar conmigo, en fin ya me lo sé de todos los años, comienzos de primavera y otoño...¡fatal ! pero justo a mi me tocó ser yo, qué le vamos a hacer. Muy propio de estos cambios de estación son mis locuras, sí, los subidones y luego los bajones, gracias a Dios no dura para siempre. En fin, si a principios de marzo de este año  decidí raparme la cabeza, ahora me ha dado por teñirme el pelo de azul...pero todavía no he tenido éxito. Ayer fui a comprarme mi tinte habitual y  de repente vi  uno en el que el pelo  de la chica de la foto era  bastante azul y en el apartado de resultados, el azul sobresalía considerablemente sobre el negro. Así que llego a casa y después de acostar a los niños me paso la moto como cada mes y  me pinto el pelo con el tinte. Esta vez me he dejado la parte de arriba  más larga , quiero  ver si me quedaría bien un flequillo largo con los costados   cortitos y quizá probar algún dibujo...

Como digo, el resultado no es el que esperaba, y aunque sí que se nota un reflejo azul con la luz del sol, he quedado algo decepcionadilla. Esta mañana me he acercado a la pelu de César Terceño y me ha comentado que  para que quede azul se ha de decolorar el pelo primero y que  no dura mucho, mi gozo en un pozo, pero no me doy por vencida, seguiré buscando. A raíz de todo he estado mirando peinados en internet y estos son los que me han gustado.

Os dejo también el video que he colgado también en facebook para que veáis el resultado.





























viernes, 7 de octubre de 2011

Un té especial...

Hoy han bajado las temperaturas considerablemente. El otoño parece que se deja notar, ya veremos si decide instalarse definitivamente...Empiezo a tomar el té con más frecuencia. Normalmente por las mañanas suelo desayunar un cola-cao fresquito en verano o muy caliente en invierno, y en ocasiones especiales, me gusta tomar un té negro con leche. Para mi el mejor es el tipo "assam", es el típico té negro de la india y lo venden distintas marcas, desde "Twinnings" hasta  la marca del Carrefour. Pensando en esto revisaba también hoy las fotos del verano, si Dios lo permite podré exponer las fotos de la Alhambra en la biblioteca de Palencia a principios de año, todo está aún en el aire, espero pronta respuesta del ayuntamiento.

Y pensando en todo ello,  encontré estas fotos. Son de dos días después de regresar de Andalucía y un día después de visitar el museo del Prado. Estaba tan emocionada por todas las cosas maravillosas que había visto durante  las vacaciones que me dije : "¡Esto se merece un buen té!" así que saqué una bolsita  "mil y una noches" que compré el último día que estuvimos en Granada. Lo tenía guardado en la maleta entre la ropa. Al abrirla, el olor me transportó de nuevo a esas calles de piedra ancladas en el pasado con la Alhambra iluminada al fondo. Qué lejos queda el verano... Pues recordando, recordando, y  no queriendo regresar todavía a casa, nos tomamos ese té que me supo a gloria.